VMA - Facebook
 

Cómo me Convertí en Asistente Virtual de Marketing

Cómo me Convertí en Asistente Virtual de Marketing

Hola! Soy Marlin, y en este artículo quiero contarte mi historia de cómo me convertí en Asistente Virtual.  Quiero adelantarte que no ha sido un camino fácil pero el recorrido ha sido maravilloso, y que prácticamente conocí este mundo de la Asistencia Virtual por casualidad, pero una vez lo conocí, cambió mi vida por completo, pues me permitió reinventarme cuando tenía 33 años.

En esta aventura tan maravillosa quiero brindarte tres tipos de mensajes:

  1. Puedes cambiar tu vida y tu carrera en cualquier momento. Esto depende de ti.
  2. Todos los que hoy estamos en el mundo online tenemos una historia que contar. Y en la sección de comentarios me encantaría conocer la tuya.
  3. Muchas  veces las cosas que quieres no llegan solas, pero tú puedes salir a buscarlas. ¡Que eso no te detenga!

 

Mis primeros pasos por el mundo corporativo

Mi primer trabajo como profesional lo tuve muy joven, a la edad de 21 años (que fue la edad en la que me gradué de Economista).

Y aunque no lo creas, mi primer empleo no fue precisamente en Marketing sino en Compras. Como siempre he sido muy persistente, decidí cambiarme de empresa para poder trabajar en Marketing, el área que siempre me encantó.

Fue así como empecé a trabajar en Mondelez International (mi escuela), y allí duré casi 8 años trabajando en los Departamentos de Trade Marketing y Ventas. También tuve la oportunidad de trabajar en otras compañías en mi país, sin embargo, fue Kraft Foods (del mismo grupo Mondelez y Cadbury) quien me enseñó la importancia de trabajar con pasión y disciplina.

Mis pasos como empleada me permitieron muchos logros a nivel personal. Tuve la oportunidad de viajar por trabajo a otros países (no con Kraft, pero si con otras empresas), conocer a personas muy inteligentes y exitosas y hasta tener mi primera experiencia viviendo sóla, pues en uno de mis trabajos me mudaron de ciudad (con apartamento incluído, lo cual no me podría creer y fue una gran experiencia para mi).

El mundo corporativo claro que tiene sus encantos, y una vez que empiezas a trabajar en él (y dependiendo de la empresa), puede llegar a ser muy enriquecedor.

 

Qué me gustaba del mundo corporativo

Son muchas las cosas que me gustaban de ser empleada, y a continuación te las voy a mencionar:

  • Las relaciones con tus colegas.

En el mundo corporativo te relacionas con todo tipo de personas, y el aprendizaje que obtienes de ellas es grandísimo. Además, también te permite proyectarte en el tipo de profesional y persona que quieres algún día llegar a ser, pero también en el que no.

  • Poder definir mi plan de carrera.

Normalmente las grandes compañías tienen todo un plan de carrera que desarrollan junto a sus empleados, es algo así como crear un plan para llegar a determinada posición o cambiarte a determinado departamento, y qué tienes que hacer para lograrlo.

Creo que esto ha sido clave para mi, pues es tal cual como manejo mi negocio de Asistencia Virtual. Siempre me fijo un plan sobre qué quiero alcanzar, bien sea un nuevo servicio, un nuevo tipo de cliente ó un proyecto, y trabajo en mi propio plan.

Si en estos momentos, sientes que quieres un cambio, mi recomendación es:

  1. Que tengas paciencia. Muchos cambios y oportunidades pueden ser inmediatas, otras toman su tiempo.
  2. Trabaja en ti mismo. Si planeas cambiarte de área, debes trabajar en la formación. Capacítate y así tendrás más oportunidad de te consideren porque verán las ganas que tienes.
  3. Ten mucha disciplina y determinación. Si no contaste con suerte de empezar en tu trabajo soñado, debes trabajar el doble y ser perserverante. Incluso, muchas personas recomiendan tener a un mentor, coach o alguien que te acompañe en el proceso.

 

  • Ser parte de un equipo y las convenciones de ventas. 

Esto creo que es lo que más falta me hace, pues a veces trabajar desde casa puede ser un poco solitario.

También recuerdo que cuando trabajaba en Venezuela todos los años teníamos unas súper convenciones de ventas en lugares súper bonitos y donde impulsaban el trabajo en equipo.

Sin embargo, cuando trabajas desde casa no todo tiene que ser tan solitario. Siempre existe la opción de hacer networking virtual o incluso formar a tu propio equipo de trabajo, ya sea de forma virtual o en la ubicación física donde te encuentres.

Recuerda que cuando trabajas desde casa lo que cambia es el entorno en el que te encuentras, pero todo lo demás permanece intacto, incluso las relaciones con los demás 😉 .

 

  • En el mundo corporativo, conocí a mi esposo.

Este es definitivamente es el mejor recuerdo que tengo. Y es que gracias a mi faceta como empleada, conocí a mi esposo. 💕

Yo en ese momento tenía un rol en el área de Ventas, y justamente su papá tenía un negocio en una de las zonas que yo atendía.

A pesar de que nunca fue mi cliente, allí nos conocimos y hoy en día él es mi mayor apoyo en toda ésta aventura.

 

Cómo empezó todo esto del Marketing Digital

Ciertamente tenía un trabajo que amaba, cada dos años me promovían de cargo y todo parecía ir por el camino correcto. Sin embargo, muy en el fondo sabía que el mundo corporativo no sería para siempre.

De hecho, una de las cosas que más odiaba era todo el tema de horarios, códigos de vestimenta y poder tener sólo 15 o 18 días de vacaciones al año. Yo quería tener un trabajo mucho más flexible, que me encantara y que me permitiera viajar más (mi gran pasión).

Recuerdo que un día estaba curioseando en Internet en mi oficina y me encontré con el blog de Angel Alegre. Cuando leí su blog llamado «Vivir al Máximo» conecté con este chico muy rápidamente.

Yo lo leía en modo incógnito, usando otra cuenta de correo en caso de que se tratase de correos tipo spam, pero me encantaba todo lo que él comentaba sobre los negocios online. Nunca se me olvida que Angel tenía un post llamado «5 razones por las que deberías vivir una temporada en Tailandia«, y fue justamente ese post y ese blog los que me hicieron fijarme una nueva meta en mi vida.

 

Y llegó mi oportunidad profesional soñada

Ya yo tenía esa espinita de querer un cambio y querer iniciarme en los negocios online.  Así que mi esposo (Orlando) decidió regalarme mi primera especialización en Marketing Digital.

Lamentablemente mi país estaba atravesando (y sigue atravesando al momento de escribir este post) una dura crisis, por lo que Orlando y yo decidimos tomar un break e irnos a vivir a Inglaterra.

Irnos a Londres nos daría el break que necesitabamos y además nos ayudaría a mejorar nuestro nivel de inglés.

Y fue en Londres, a dos meses de haber llegado que conseguí la oportunidad profesional que tanto buscaba.

Logré trabajar en el Departamento de Marketing de un reconocido Laboratorio, y conocí muchos procesos que me terminaron de enganchar al Marketing Digital.

Yo no lo podía creer, estaba en un país de primer mundo y trabajando en el Departamento que siempre soñé! 💕

 

 

 

Pasar del mundo Corporativo a ser Asistente Virtual no fue de la noche a la mañana. Hubo una serie de acontecimientos que me impulsaron a dejar el fantástico mundo de ser empleada, e iniciar mi negocio de Asistencia Virtual. Conoce aquí mi historia de cómo me convertí en Asistente Virtual de Marketing. Espero que te inspire! - Virtual Marketing Assistants

 

Todo marchaba bien, pero no eramos felices

Todo iba sobre ruedas. Estábamos en Londres, ambos mejorando nuestro nivel de inglés y trabajando, pero no eramos lo suficientemente felices. Extrañábamos demasiado a Venezuela así que decidimos regresarnos (nos criticaron un montón por esta decisión)

Una vez en Venezuela, las cosas se pusieron peor. Los sueldos estaban por el piso, el ramo profesional estaba destruído y ya no era atractivo seguir como profesional en el mundo corporativo.

En toda esta situación, decidí empezar a trabajar como freelancer de Marketing Digital a tiempo completo para una compañía que me daba la oportunidad de viajar, pero honestamente me pagaban poco.

 

Así que empecé a investigar

Yo ya estaba clara de que no quería volver en ese momento al mundo corporativo (al menos no en Venezuela y con esa crisis) y que quería un trabajo más flexible y relacionado al Marketing Digital.

Pensaba: ¿Qué puedo hacer que me guste, que esté relacionado con el Marketing y me permita flexibilidad pero también tener ingresos?

Y así descubrí que existen las Asistentes Virtuales. También descubrí que existen Asistentes Virtuales para muchos nichos. Las hay para áreas de contabilidad, para bienes raíces, y también las que se enfocan en Marketing, como es mi caso.

Mis inicios no fueron sencillos, yo no tenía reputación, no tenía clientes, pero sí tenía experiencia y una buena red de contactos profesionales. Además, contaba con referencias laborales muy buenas de cuando fui empleada.

Así que eso me llenó de confianza y empecé a comentarle a las personas más cercanas lo que estaba haciendo.

 

Y llegó mi primer cliente ツ

Poco a poco recibí recomendaciones y así llegó mi primer cliente.

Mi primera tarifa fue muy muy baja, pues cómo era mi primera vez, me daba un poco de verguenza cobrar lo que realmente valía mi trabajo.

Pero esa confianza es algo que se logra con el tiempo, con paciencia y con mucha preparación.

Luego decidí crear mi página web y pues empezar a aplicar todos mis conocimientos de Marketing a mi propio negocio.

Por un momento pensé:

 


 

«He ayudado a compañías a crear Planes de Marketing y a ejecutar Estrategias de Marketing, llegó el momento de usar esos conocimientos, pero en mi negocio»

 


 

Ahora tengo página web, presencia en redes sociales, he trabajado con muchas personas alrededor del mundo (mi parte favorita), he dictado workshops en New York, Tailandia y vía online, he viajado a países como Inglaterra, España, Colombia, Tailandia, Hong Kong, Estados Unidos sólo con mi laptop y sin preocuparme por los 15-18 días de vacaciones que solía tener.

Por otro lado, a medida que pasa el tiempo, tengo mucha más confianza en mi misma. Ahora sé qué tipo de cliente es al que realmente quiero a mi lado, cuáles servicios disfruto hacer y cuáles no, e incluso también incorporé mi servicio de Asesorías para personas que quieren emprender online y a Asistentes Virtuales que quieren llevar su negocio de forma más profesional.

 

Es así como hoy te cuento mi historia para que puedas romper ciertos mitos, como por ejemplo:

1) Asistente Virtual no es sinónimo de secretaria. Una Asistente Virtual puede ir mucho más allá. Aquí tienes mi experiencia.

Yo llegué a liderar a un Departamento de Marketing compuesto por 7 personas. Estuve a un paso de ser Gerente Jr. de Marca en Londres, y ahora tengo mi negocio de Asistencia Virtual.

Por lo que no te dejes llevar por la palabra «Asistente», pues habemos muchas con excelentes habilidades y que podemos ir mucho más allá en tu negocio, sí así tú lo deseas.

 

2) Puedes empezar con un modelo de negocio, pero después tu rumbo puede cambiar.Todo irá en función a tu experiencia y la dedicación que le pongas en sacar adelante tus proyectos.

Si deseas que te ayude en este proceso, no dudes en reservar una llamada de 30 minutos totalmente gratis conmigo.

 

3) Para hacer cualquier cambio en tu vida necesitas mucha determinación. Este camino no es fácil y te aconsejo no creas en todo lo que ves. Hay muchas personas en internet que no son 100% sinceras. Y éstas son una de las tantas cosas que a veces no te cuentan:

 

Lo que no te cuentan de los trabajos online

La cantidad de horas que realmente trabajas en tu propio negocio.

Cómo conseguir clientes. (todos tienen sus secretos)

El mundo online puede ser a veces tan solitario que necesitas más automotivación de lo normal.

Que a veces se extraña el mundo corporativo, a veces se extraña ser empleado.

A veces dudas de ti. Pero debes seguir adelante.

Es muy valioso tener amigos virtuales,  pero el contacto humano también hace falta.

 

Hay miles de cosas que nadie te cuenta, y que si no te decides a lanzarte a la aventura tampoco las vas a descubrir por más blogs y blogs que leas.  Y si necesitas ayuda en darle claridad a esa idea que tienes, no dudes en contactarme y la revisamos en equipo.

En resumen, ésta es mi historia. Estos fueron mis inicios y déjame decirte que estoy encantada con cada decisión que he tomado.

Así de bonitos son los cambios y ahora no paro de formarme continuamente, pues son muchos los proyectos que me gustaría llevar a cabo a futuro.

Nuevamente, por favor no termines de leer este artículo sin antes compartirme en la sección de comentarios tu propia historia 😉

yourmarketingassistants - Firma-Digital-Marlin-04-230x178

  • Me interesa me orientes en mi empresa necesito hacer algunas landing page hacer marketing y lo que propone el blog
    Redes sociales etc. Estamos en la cd de México y me gustaría saber la tarifa y ponernos en contacto
    Saludos

  • LINETH dice:

    Hola Marlin, me ha gustado mucho tu historia y quisiera conocer más sobre como ser una asistente virtual. si puedes escribirme te lo agradeceria mucho. Gracias

    • Marlin Duran dice:

      Hola Lineth. Disculpa lo tarde de mi respuesta, no había teniendo tiempo de revisar los comentarios. Quedate atenta pues pronto estaré sacando material para personas que quieren ser Asistentes Virtuales. Idealmente te sugiero tomar algún curso básico, pues las herramientas tecnológicas las vas aprendiendo poco a poco, y lo mejor es que con cada nuevo cliente, aprendes de nuevas herramientas.
      También te recomiendo los grupos de Facebook. ¡Son buenísimos!
      El mejor de los éxitos en tu emprendimiento como Asistente Virtual 😉

  • >